EL MISTERIO DEL LIBRO DE ADÁN

Gn 2:7-8 (RV60) Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.  2: 8 Y Jehová Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado.Gn 2:15 (RV60) Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase.Seguramente todos conocemos esta parte de la escritura Bíblica  pero hay  una parte que pocos conocen.Cuando Adán estaba en el Jardín de Edén, Dios le envió un libro por mano de Raziel, el ángel encargado de los misterios sagrados.En este libro había inscripciones superiores que contenían la sabiduría sagrada, y setenta y dos ramas de sabiduría expuestas de modo de mostrar la formación de seiscientos  setenta inscripciones de misterios elevados.
2hyyozt
En medio del libro había un escrito secreto que explicaba las mil y quinientas llaves que no estaban reveladas ni siquiera a los ángeles santos, y que estaban todas cerradas en este libro hasta que llegó a las manos de Adán.
Cuando Adán lo obtuvo, lo rodearon todos los ángeles santos para oírlo leer el libro, y cuando empezó, exclamaron: ―Exaltado seas, oh Señor, por encima de los cielos, que tu gloria sea por encima de toda la tierra.


Entonces le fue enviado secretamente el ángel Hadarniel para decirle: ―Adán, Adán, no reveles la  gloria del amo, pues sólo a ti, y no a los ángeles, es dado el privilegio de conocer la gloria de tu Amo.
adan huerto
Por eso lo guardó consigo secretamente hasta que dejó el Jardín de Edén.
Mientras permaneció allí lo estudió diligentemente y empleó constantemente el don de su Amo hasta que descubrió misterios sublimes que ni los ministros celestiales conocían.
Dios mostró a Adán los rostros de todas las generaciones futuras, de todos los hombres y de todos los reyes que estaban destinados a gobernar sobre Israel.
Cuando vio a David que estaba destinado a morir tan pronto naciera, dijo:
―Yo le cederé setenta años de mi vida, y así ocurrió.
kingdavidlion
 A esto se refirió David cuando dijo:
―Pues Tú, oh Señor, me has alegrado con tu obra, yo triunfaré en las obras de tus manos  en este pasaje las expresiones :
―obras y obras de tus manos se refieren a Adán, que fue hecho por Dios y no por carne y sangre.
De ahí que los días de Adán  se acortaron en setenta años de los mil a que hubiera tenido derecho a vivir.
Pero, cuando Adán fue expulsado del Jardín de Edén, al transgredir  la orden de su amo, el libro huyó de él,  entonces Adán se golpeó su pecho y lloró, y entró en el río Gibón hasta su pescuezo, de modo que todo su cuerpo se volvió arrugado y su rostro se tornó macilento.
Entonces Dios hizo una señal a Rafael de devolverle el libro, y Adán lo estudió por el resto de su vida.
Adán se lo dejó a su hijo Seth que, a su vez, lo transmitió a su posteridad, y, así, hasta que llegó a Abraham, que aprendió de él cómo discernir la gloria de su Amo. 
abraham

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada